Declaración final

Los delegados de 37 coaliciones nacionales para la diversidad cultural se reunieron en Sevilla, España, los días 18 y 19 de septiembre para el Congreso Fundacional de la Federación Internacional de Coaliciones para la Diversidad Cultural (FICDC). Acompañados por delegados de organizaciones culturales de diez países, invitados a título de observadores, se pusieron de acuerdo sobre los puntos siguientes:

  • Incitar a los gobiernos, que todavía no han ratificado la Convención de la UNESCO sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales, a hacerlo con prioridad, para alcanzar el objetivo de obtener 150 ratificaciones de aquí al 2010.
  • Asegurar un reparto geográfico equilibrado de los países ratificadores de la Convención, incrementando específicamente su número en Asia, en el Mundo Árabe y en África.
  • Fomentar y apoyar la creación de nuevas coaliciones nacionales para la diversidad cultural por todo el mundo, en particular en los países que todavía no han ratificado la Convención de la UNESCO.
  • Contribuir para acelerar el proceso de aplicación de la Convención gracias a sus órganos de seguimiento que son la Conferencia de las Partes y el Comité Intergubernamental.

En este contexto de aplicación de la Convención de la UNESCO, los participantes de Sevilla llaman a los Estados a:

  • Desarrollar los mecanismos de cooperación internacional como se estipula en la Convención, específicamente comprometiéndose a participar en el Fondo Internacional para la Diversidad Cultural sobre una base significativa y recurrente; acordando un tratamiento preferencial a los artistas y a los otros profesionales de la cultura provenientes de los países en vías de desarrollo, y favoreciendo intercambios más equilibrados entre los países desarrollados y en vías de desarrollo, utilizando todo el abanico de las expresiones culturales.
  • Perseguir los objetivos de la Convención gracias a la aplicación de políticas culturales a escala regional, nacional e internacional, utilizando las medidas estipuladas por la Convención como cuadro de referencia.
  • Ajustarse a los principios y objetivos de la Convención, absteniéndose sistemáticamente de contraer compromisos de liberalización que afecten la cultura en las negociaciones comerciales.
  • Asegurarse de que el establecimiento de los mecanismos previstos para permitir una participación activa de la sociedad civil coincida con la aplicación de la Convención, cumpliendo los compromisos hechos por los Estados, como se estipula en el artículo 11 de la Convención – específicamente, permitir acceso y verdaderas oportunidades a las organizaciones de la sociedad civil para participar en el trabajo de los órganos de la Convención.
  • Apoyar los esfuerzos de las organizaciones de la sociedad civil en la realización de los objetivos de la Convención facilitando los recursos necesarios.
  • Asegurarse de que la sociedad civil esté involucrada en la aplicación de la Convención a escala internacional mediante los procesos de la UNESCO, pero también mediante sus propios procesos de aplicación a escala nacional.

Los participantes del Congreso expresaron su gratitud por el apoyo financiero que recibieron del Ministerio de Cultura y del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, así como de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento de Sevilla, que permitieron que se celebrara este congreso fundacional en Sevilla. La Organización Internacional de la Francofonía, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación, el Ministerio de Patrimonio Cultural de Canadá, el Gobierno de Quebec y el Ministerio de Cultura y Comunicación de Francia, así como el Centre National de Cinématographie de Francia, brindaron un apoyo adicional.